Códice Nuttall, lado 1: La vida de 8 Venado (Especial Arqueología Mexicana n. 23)

C dice Nuttall lado La vida de Venado Especial Arqueolog a Mexicana n El C dice Nuttall o Zouche Nuttall como tambi n se le conoce es un extenso libro doblado en forma de biombo y pintado por ambos lados Actualmente se resguarda en el Museo Brit nico de Londres con la

  • Title: Códice Nuttall, lado 1: La vida de 8 Venado (Especial Arqueología Mexicana n. 23)
  • Author: Manuel A. Hermann Lejarazu
  • ISBN: null
  • Page: 171
  • Format: Paperback
  • El C dice Nuttall o Zouche Nuttall, como tambi n se le conoce, es un extenso libro doblado en forma de biombo y pintado por ambos lados Actualmente se resguarda en el Museo Brit nico de Londres con la signatura Add MS 39671.El soporte del documento est conformado por 16 tiras o piezas de piel de venado unidas en cada uno de sus extremos, de manera que forman una largaEl C dice Nuttall o Zouche Nuttall, como tambi n se le conoce, es un extenso libro doblado en forma de biombo y pintado por ambos lados Actualmente se resguarda en el Museo Brit nico de Londres con la signatura Add MS 39671.El soporte del documento est conformado por 16 tiras o piezas de piel de venado unidas en cada uno de sus extremos, de manera que forman una larga faja plegable con una extensi n total de 11.41 m Las hojas o l minas que conforman el libro son resultado de los dobleces o pliegues de la faja de piel unida Las dimensiones de cada una de estas l minas son aproximadamente de 24.3 cm de ancho por 18.4 cm de alto El n mero de l minas en ambos lados del c dice es de 47 sin embargo, no todas fueron pintadas El reverso o lado 1 donde se narra la vida de 8 Venado tiene pintadas en realidad 44 hojas En el anverso o lado 2 que registra historias y genealog as de varios pueblos nicamente tiene 42 l minas con pinturas en esta edici n se consignan 41 l minas pues debe tomarse en cuenta que la l m 19 abarca dos l minas.Los colores aplicados en ambos lados del Nuttall son rojo, amarillo, azul, morado, caf , ocre y negro la superficie de la hoja es blanca y se preparaba antes de la aplicaci n de los colores con una base de estuco o yeso Incluso esta misma base o imprimatura serv a tambi n para realizar cambios o correcciones en las figuras ya elaboradas.HistoriaHasta el momento no se tienen datos que nos ofrezcan informaci n acerca de c mo pudo haber salido el c dice de la Mixteca Alta Se sabe, sin embargo, que el manuscrito se encontraba en la biblioteca del monasterio dominico de San Marco en Florencia, Italia, hacia 1854 El c dice fue visto en este lugar por un joven historiador llamado Pasquale Villari, en el momento en que durante una reuni n el bibliotecario del monasterio lo sac para mostrarlo Para 1859 el documento fue adquirido por un rico y prominente pol tico ingl s, quien resid a tambi n en Florencia en el tiempo de Villari, llamado John Temple Leader ste no era propiamente un coleccionista de libros raros, pero compr el manuscrito en el monasterio para envi rselo a su amigo Robert Curzon, quien a la postre ser a el decimocuarto bar n Zouche Curzon viv a en Inglaterra y ten a una magn fica colecci n de libros y antig edades en Parham, condado de Sussex.En una serie de cartas entre Leader y Curzon encontradas por Nancy Troike en una investigaci n se menciona que el c dice sali de Italia en un paquete a trav s de los env os de la Misi n Brit nica en Florencia En esas cartas, Leader cuenta c mo Curzon pudo recoger el c dice en la oficina internacional en Londres e inmediatamente lo llev a su biblioteca en Parham En su cat logo personal, Curzon escribi una breve descripci n acerca de los colores, dimensiones y estilos que l mismo reconoci en el c dice, y aunque si bien no forman parte de un estudio m s amplio, al menos conforman una primera descripci n del manuscrito El bar n Zouche muri en 1873 y el c dice, junto con toda su colecci n, fue heredado por su hijo Robert Nathaniel George Curzon El nuevo bar n, sin embargo, se vio envuelto en una serie de dificultades que lo llevaron, en 1876, a depositar la colecci n de su padre en el Museo Brit nico de Londres.Para 1890, la incansable investigadora norteamericana Zelia Nuttall ya hab a tenido noticias sobre el extra o manuscrito jerogl fico luego de haber platicado con Pasquale Villari Despu s de algunos a os de seguirle la pista, finalmente Nuttall pudo ver el manuscrito en el Museo Brit nico en 1898 Posteriormente, en 1902, obtuvo el permiso de Robert Nathaniel para estudiarlo y publicarlo De esta manera, la primera edici n facsimilar del c dice fue publicada bajo los auspicios del Museo Peabody de la Universidad de Harvard, pero en realidad se trat de la publicaci n de los dibujos realizados por un artista an nimo.El entonces director del Museo Peabody le dio el nombre de Nuttall al c dice mixteco en honor de la destacada investigadora Zelia Nuttall, en efecto, fue la primera en reconocer el car cter hist rico del documento e identific algunos signos y personajes que comprobaban su idea Sin embargo, la norteamericana consider al c dice como de procedencia mexica y pens que hab a formado parte de los regalos enviados por Cort s a Carlos V en 1519.Hoy en d a sabemos que el C dice Nuttall no fue enviado por Cort s a Carlos V, pero al menos tenemos la pista de que posiblemente un fraile dominico pudo haber llevado el c dice al monasterio de San Marco a principios del siglo XIX Finalmente, el Museo Brit nico obtuvo la posesi n definitiva del c dice en 1917, fecha en la que muri Darea Curzon, hermana de Robert Nathaniel y ltima poseedora de la colecci n.Probable lugar de origenEl eminente arque logo e investigador mexicano Alfonso Caso fue el primero en descubrir que el C dice Nuttall, junto con los dem s c dices mixtecos, proven a en realidad de la Mixteca Alta y no del Centro de M xico o del rea zapoteca, como se crey por casi medio siglo.No obstante, es dif cil determinar con precisi n el lugar exacto de procedencia de algunos de ellos Del C dice Selden, por ejemplo, hasta hace relativamente poco tiempo, Mary Elizabeth Smith descubri que proven a del pueblo de Jaltepec del Colombino Becker tenemos noticia de que estuvo en poder de los caciques de Tututepec por lo menos desde principios del siglo XVI Pero del C dice Nuttall no se tiene la certeza sobre su lugar de origen Algunos investigadores piensan que pudo haber sido hecho en el se or o de Teozacoalco, debido a que precisamente en el lado 2 del c dice se incluye una relaci n geneal gica de los gobernantes de Teozacoalco y Zaachila Sin embargo, yo considero que el C dice Nuttall est conformado por dos documentos distintos, lado 1 y lado 2, realizados en tiempos muy distantes y por muy diferentes razones.En un estudio minucioso sobre las caracter sticas f sicas del c dice, Nancy Troike descubri que el anverso fue pintado despu s que el reverso Ella encontr varias partes en el manuscrito original en las cuales la pintura hab a penetrado a trav s de peque os hoyos de una cara del c dice a la otra, y en todos los casos fue la pintura del anverso la que apareci cubriendo las escenas del reverso Por lo tanto, Troike lleg a la conclusi n de que las pinturas del reverso ya exist an antes que las del anverso Por esta raz n, la autora considera como lado 1 a la secci n que fue pintada primero, y como lado 2, la que se realiz despu s Cu nto tiempo separa a los autores de uno y otro lado del c dice Hasta el momento a n no es posible responder a esta pregunta sin embargo, el hecho de que la historia de 8 Venado fuera elaborada antes que la genealog a de Teozacoalco y Zaachila, me ha llevado a suponer que desde luego no fue Teozacoalco el lugar de origen de por lo menos el lado 1.En efecto, despu s de un an lisis comparativo entre el lado 1 del Nuttall, el Colombino Becker y las p ginas dedicadas a 8 Venado en el Bodley, puedo concluir que existen diferentes tradiciones historiogr ficas plasmadas en cada uno de estos c dices La tradici n hist rica registrada en el Nuttall pone m s nfasis en las conquistas, alianzas, reuniones pol ticas y actos de obediencia y reconocimiento a 8 Venado que el Colombino o Bodley Adem s, el lugar m s prominentemente representado en el Nuttall es Tilantongo, a tal punto que en este documento se ignora la fecha de entronizaci n de 8 Venado en Tututepec, en la Mixteca de la Costa, entre otros acontecimientos que se pasaron por alto El nfasis puesto en Tilantongo nos hace pensar no solamente en este lugar como el posible origen de la biograf a del gran conquistador, sino que incluso el manuscrito bien pudo haber sido mandado a hacer por los descendientes de 8 Venado.Desconocemos la fecha exacta en la que pudo realizarse el lado 1 del C dice Nuttall, pero si los eventos que registra pueden ubicarse hacia los siglos XI y XII, probablemente el c dice respondi a una necesidad de legitimaci n por parte de sus descendientes hacia principios del siglo XIV, cuando el linaje directo de 8 Venado hab a llegado a su fin con la muerte del ltimo gobernante de la segunda dinast a de Tilantongo, el se or 4 Agua, guila Sangrienta, en el a o 4 casa 1341 d.C Algunos a os despu s, los se or os de Tilantongo y Teozacoalco fueron unificados por el se or 9 Casa, hijo de la se ora 6 Ca a, Serpiente de Plumas, hermana del fallecido 4 Agua, por lo que tal vez el c dice cambi de residencia a Teozacoalco, lugar en el que se agregar a la historia de sus gobernantes en lo que hoy denominamos como lado 2, quiz s a principios del siglo XV.Estudios anterioresContrariamente a lo que pudiera imaginarse, hay muy pocas interpretaciones o comentarios completos sobre el C dice Nuttall S lo se cuenta con un estudio publicado por Maarten Jansen en 1992 En 1994, John Pohl prepar algunas notas, y una sinopsis que no lleg a publicarse, para su Taller de Escritura Pictogr fica Mixteca en Austin, Texas.La intenci n principal de la presente edici n del lado 2, y de la del lado 1 edici n especial n m 23 de Arqueolog a Mexicana , es mostrar una nueva interpretaci n del manuscrito, que ayude a entender mejor los contenidos y subdivisiones que conforman al C dice Nuttall Jansen, por ejemplo, piensa que el anverso o lado 2 es una especie de libreta de notas o estudios preliminares en el que intervinieron varios artistas de un mismo taller Considera que el c dice es una recopilaci n de diferentes cap tulos que no est n ligados entre s en una secuencia l gica y que se presentan como materiales desvinculados o unidades independientes Por lo tanto, seg n este autor, el C dice Nuttall es un documento intermedio y no una obra acabada, en el que se recopilaban datos de otras fuentes para reorganizar la informaci n.Por otro lado, si bien John Pohl reconoce la dificultad para interpretar el manuscrito, se ala que hay una serie de conexiones entre varios de los principales personajes en las diferentes historias Por ejemplo, destaca el papel del se or 8 Viento de Suchixtl n en la historia de 2 Lluvia de Tilantongo, y considera que a lo largo del manuscrito se traza un corredor de alianzas que enlaz a las casas reales de Tilantongo, Teozacoalco y Zaachila.Aunque en lo particular difiero de algunas de las interpretaciones de Pohl, comparto con l su planteamiento general en el sentido de que lejos de observar disrupciones o confusiones en el manuscrito, prevalecen versiones e interpretaciones particulares que disienten de otras historias y que se encuentran plasmadas a lo largo del c dice.Desde mi punto de vista, percibo al C dice Nuttall como una confluencia de relatos simult neos que convergen finalmente en una historia nica Las partes o cap tulos del c dice no est n desvinculados, sino que existe un hilo conductor a lo largo del manuscrito que nos va llevando de una historia a otra El tema central del documento es el origen de la dinast a de Tilantongo y el enlace geneal gico que se establece en Teozacoalco con la llegada de los hijos de 8 Venado Pero, tras un riguroso estudio comparativo entre los diversos c dices mixtecos, he llegado a la conclusi n de que el lado 2 del Nuttall representa una tradici n m s antigua sobre el origen de Tilantongo como centro de poder en la Mixteca y que en parte complementa, aunque a la vez difiere, lo registrado en otros c dices, como el Bodley o el Vindobonensis reverso.EstructuraSi bien es acertado se alar que existen diversos temas o secciones en el manuscrito, creo que es posible subdividir en nicamente tres partes la estructura general del lado 2 primera parte el se or 8 Viento de Suchixtl n y su linaje l minas 1 a 13 segunda historia de Tilantongo y Teozacoalco l minas 14 a 35 tercera origen del Lugar de la Cinta Negra y Blanca l minas 36 a 41.En la primera parte se abordan los hechos m ticos que antecedieron a la fundaci n de Tilantongo La importancia de 8 Viento no s lo radica en el hecho de ser el gran fundador o ancestro de numerosos linajes mixtecos, sino tambi n en que una hija suya se casar a con el hijo del fundador de la primera dinast a de Tilantongo En esta primera parte tambi n convergen dos relatos que corren de manera paralela a la historia de 8 Viento y sus descendientes 1 la denominada guerra contra la gente de piedra y 2 la historia de los guerreros del sol.De manera global, la narrativa de todo el lado 2 se articula alrededor de la segunda parte, ya que constituye el relato central del c dice y mantiene una lectura continua de al menos 19 l minas sin interrupci n En esta parte se puede distinguir la historia de las se oras 3 Pedernal, madre e hija otro aspecto de la guerra contra la gente de piedra y sus consecuencias en la historia temprana de la Mixteca la fundaci n de Tilantongo las primeras dinast as de Tilantongo y Teozacoalco, y un peque o ap ndice con la tercera dinast a de Teozacoalco y su nexo con la genealog a de Zaachila.Finalmente, la tercera parte se conforma a partir del origen de un se or o no identificado a n, pero que se denomina Lugar de la Cinta Negra y Blanca, en el cual tiene un papel principal una pareja de sacerdotes que se vincula con la historia de la se ora 3 Pedernal de la segunda parte.Debe se alarse que la historia de las se oras 3 Pedernal no tiene paralelo en otros c dices mixtecos como el Bodley o Vindobonensis reverso Es decir, este relato no se encuentra registrado en ning n otro manuscrito, con lo que se convierte en un episodio nico en la historia mixteca Por alguna raz n que desconocemos, tanto el Bodley como el Vindobonensis reverso comienzan a narrar el origen de Tilantongo a partir del matrimonio del se or 4 Lagarto, guila Sangrienta con la se ora 1 Muerte, Abanico de Sol, olvidando por completo la historia de 3 Pedernal y 5 Flor o el matrimonio de 3 Pedernal hija con 12 Viento, Ojo Humeante No se trata simplemente de una omisi n de los antecedentes de Tilantongo por conveniencia pol tica de sus ltimos gobernantes, sino que en verdad es una versi n que difiere de la que presenta el C dice Bodley, por lo que creo estamos ante una tradici n m s antigua, que narra la manera en que Tilantongo lleg a ubicarse como el gran centro rector de la Mixteca cuando eran otros los sitios destinados a desempe ar este papel.Sentido de lecturaComo hemos se alado, el C dice Nuttall es una larga tira de piel de venado doblada en forma de biombo, por lo que su sentido de lectura es muy distinto del de un libro o cuaderno de hoy en d a En su formato original, el c dice se lee de derecha a izquierda por ambos lados, siguiendo el patr n de las l neas rojas verticales que est n pintadas en cada l mina Estas l neas rojas no son continuas, sino que a la mitad de cada hoja se interrumpen para dar paso a la secuencia de la narraci n.El C dice Nuttall est conformado en realidad por dos documentos diferentes, escritos de manera independiente y en diferentes momentos en cada lado o cara del manuscrito El que ahora denominamos lado 1 contiene la vida de 8 Venado, mientras que el lado 2 trata sobre la historia de Tilantongo y Teozacoalco, por lo que no es una continuaci n del primero.Como el lado 2 fue considerado por mucho tiempo la parte anversa del c dice, la persona que pagin el manuscrito original lo numer del 1 al 46, tomando en cuenta las dos l minas sin pintar, as que al dar la vuelta al c dice, el lado 1 qued como la parte reversa, numerada del 47 al 92.En la presente edici n del lado 2 hemos respetado la numeraci n que se ha fijado en las dos ltimas publicaciones facsimilares 1987, 1992 en las que se toman en cuenta s lo las l minas pintadas , es decir, comenzamos con la l mina 1 y concluimos con la 41 Asimismo, se reproducen las l minas del c dice de manera individual y en la explicaci n de cada una se sigue el sentido de lectura de derecha a izquierda.Manuel A Hermann LejarazuDoctor en estudios mesoamericanos por la unam Investigador en el CIESAS D.F Se especializa en el an lisis de c dices y documentos de la Mixteca, as como en historia prehisp nica y colonial de la regi n Miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

    • Best Download [Manuel A. Hermann Lejarazu] ↠ Códice Nuttall, lado 1: La vida de 8 Venado (Especial Arqueología Mexicana n. 23) || [Chick Lit Book] PDF ↠
      171 Manuel A. Hermann Lejarazu
    • thumbnail Title: Best Download [Manuel A. Hermann Lejarazu] ↠ Códice Nuttall, lado 1: La vida de 8 Venado (Especial Arqueología Mexicana n. 23) || [Chick Lit Book] PDF ↠
      Posted by:Manuel A. Hermann Lejarazu
      Published :2019-05-18T20:07:30+00:00

    About "Manuel A. Hermann Lejarazu"

    1. Manuel A. Hermann Lejarazu

      Manuel A. Hermann Lejarazu Is a well-known author, some of his books are a fascination for readers like in the Códice Nuttall, lado 1: La vida de 8 Venado (Especial Arqueología Mexicana n. 23) book, this is one of the most wanted Manuel A. Hermann Lejarazu author readers around the world.

    173 thoughts on “Códice Nuttall, lado 1: La vida de 8 Venado (Especial Arqueología Mexicana n. 23)”

    Leave a Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *